Servigroup higieniza todos sus hoteles y ya están preparados para poder abrir en cuanto Sanidad lo autorice

Vista previa de imagen

 – Los 19 establecimientos que la cadena benidormí tiene en la Comunidad Valenciana, Murcia y Almería, han sido sometidos un proceso integral de limpieza siguiendo las instrucciones para luchar contra el Covid 19

 – José María Caballé, presidente de hoteles Servigroup, califica la situación como “excepcional” y asegura que esta crisis “deber hacernos más fuertes e, incluso, replantearnos estrategias para volver mejores al mercado”

Parafraseando a Einstein, la peor crisis es no querer luchar por superarla. No queda otra que vencer sanitariamente al virus y volver a trabajar duro”

 La cadena hotelera benidormí Servigroup –diecinueve establecimientos de los que 18 están repartidos por toda la Comunidad Valenciana, Murcia y Almería- está ya preparada para iniciar la desescalada del Covid-19 en cuanto las autoridades sanitarias lo autoricen, y al ritmo que imponga la Administración.  Para ello, todos los hoteles se han sometido a un proceso integral de higienización y desinfección sanitaria que se ha desarrollado en todas las zonas comunes, habitaciones cocinas y baños, que han quedado “encapsuladas para abrirlas como si fueran nuevas en cuanto nos los autoricen”, subraya el presidente José María Caballé. “Nunca imaginé vivir una situación similar que afectara a todo el sector y que provocara una situación excepcional. La maquinaria de Servigroup no ha parado y trabaja para seguir garantizando la calidad de sus alojamientos, y por recuperar la normalidad por completo lo antes posible y cuando la situación lo permita”.

La situación de alarma generada por la crisis sanitaria ha hecho que la cadena ponga toda su maquinaria a funcionar de forma excepcional. Con el cierre de hoteles, se han tenido que afrontar situaciones que el grupo empresarial nunca había vivido en sus más de 50 años de historia. “Nos hemos visto obligados, por responsabilidad y por solidaridad, a velar por la salud de nuestros clientes y la de todos nuestros trabajadores  y colaboradores”, afirma José María Caballé, que lanza también un mensaje claro ”Ahora hay que quedarse en casa, por la seguridad y por la de todos, pero nuestros clientes pueden estar tranquilos porque en cuanto abramos, la calidad, seguridad e higiene, sellos de nuestro grupo, estarán garantizados”.

Servigroup cuenta con más de 50 años de experiencia en el sector y en ese tiempo ha ido expandiendo sus hoteles por el territorio nacional e, incluso, internacional con un establecimirnto en Colombia. El máximo responsable de la cadena siempre ha mantenido la misma filosofía empresarial: “trabajar duro y con mucha ilusión”. Una creencia que en estos días también se ha puesto en práctica y se seguirá haciendo cuando la situación excepcional permita volver a la actividad normal. “No hemos vivido nunca una situación así. Trabajaremos para volver lo antes posible e igual o mejor que antes. Hemos vivido momentos complicados antes pero nunca algo como esto. Nuestra intención es que todo vuelva a funcionar y que clientes y trabajadores regresen a nuestros hoteles que también son su casa”.

 José María Caballé entiende su gestión de la cadena hotelera como algo más que la parte empresarial. “Un director de hotel tiene que ser como un experto mayordomo y hacer que el cliente se sienta lo más cómodo posible. A través de los años me he dado cuenta que el cliente no quiere ser sólo receptor de un servicio y pagar por ello, sino que quiere un calor humano, un acercamiento y parte del éxito es ofrecer un servicio poniendo todo el empeño personal y cariño del equipo en él”. 

Caballé subraya que  “la vuelta será complicada y habremos pasado momentos duros, pero lo haremos con más trabajo e ilusión que nunca. Seguramente tendremos que volver de forma paulatina, pero no por ello dejaremos de estar al 100%”. José María Caballé también agradece el trabajo y la dedicación de todos aquellos que siguen en primera línea para mantener la empresa en estos momentos de crisis sanitaria, del personal que está en las instalaciones manteniendo los equipos para la vuelta y también a los que están en casa mientras dure esta situación excepcional.

Servigroup ha puesto también en marcha una política de cancelación para hacer frente a los problemas de reservas que estaba generando en sus clientes la crisis. La cadena asegura que se puede reservar en sus hoteles con “total tranquilidad” gracias a la flexibilidad que “ofrecemos al guardar el depósito para otras fechas durante 365 días en caso de no poder venir en las fechas de tu reserva, manteniendo ventajosos precios. Además, debido a la delicada situación que se vive, las reservas hasta la posible apertura, se pueden cancelar sin coste”, explica José María Caballé.

Servigroup confía en poder abrir sus puertas pronto y entonces, como siempre, “la seguridad de nuestros huéspedes y trabajadores seguirá siendo primordial”. Por ello, “seguiremos tomando las máximas precauciones aplicando las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y se mantendrá el incremento de medidas de limpieza en habitaciones y áreas comunes, así como las medidas de higiene”.

Pero el presidente del grupo benidormí va todavía un poco más allá en lo que debe ser el futuro de un sector que, para Caballé, también tiene que sacar conclusiones de esta crisis. “No lo digo yo, lo dijo Albert Einstein. No pretendamos que las cosas cambien si siempre hacemos lo mismo. La crisis puede traer cosas positivas, pues la creatividad nace de la angustia, esa que ahora mismo nos tiene atenazados a todos”. Caballé, una vez más parafraseando a Einstein, subraya que “la tragedia de todo esto sería no querer luchar por superarla. Venzamos al virus desde la Sanidad y luego trabajemos duro para reinventarnos. La verdadera crisis económica sería la incompetencia”.

Servigroup fue fundada en Benidorm en 1970 por José María Caballé. La cadena, especializada en turismo de sol y playa, concentra en la actualidad la comercialización y gestión de 19 establecimientos situados en las mejores zonas de la costa mediterránea: La Vila Joiosa, Orihuela Costa, Mojácar, La Manga del Mar Menor, Alcocéber, Benicasim, Oropesa del Mar, Peñíscola y Benidorm, localidad donde también se ubican su central administrativa, de reservas y compras. En total suma sobre 10.000 plazas hoteleras, ofrece empleo directo a más de dos mil personas en temporada alta, En su faceta internacional cuenta con un hotel de cuatro estrellas en la ciudad de Manizales, Colombia.