Antoni Miró inaugura en Altea su exposición “de mar a mar”

Antoni Miró inaugura en Altea su exposición “de mar a mar”

El artista alcoyano Antoni Miró vuelve a exponer en Altea 20 años después con la exposición “de mar a mar”.  La inauguración de la muestra tenía lugar el pasado viernes en Palau Altea y contó con la participación de la edil de Cultura, Aurora Serrat; Josep Sou, filósofo, doctor en Bellas Artes y amigo personal del artista y el alcalde de Altea, Jaume Llinares, quienes coincidieron en las alabanzas a la obra de Miró.

El acto inaugural daba inicio minutos después de las 19:00, en una inusual tarde lluviosa y fría de otoño, pese a lo cual el público era numeroso y el artista se mostraba ilusionado con su regreso al municipio en el que residió durante 10 años en la década de los 70. “Estoy contento de volver a exponer en Altea, lugar en el que viví durante 10 años. Unos años muy bonitos de mi vida, creativos, productivos  y muy interesantes”; nos comenta en petit comité el artista, quien calificaba de acertados los lugares elegidos para mostrar su obra.

La muestra incluye una selección de 26 esculturas de grandes dimensiones, basadas en dos series; una, las esculturas de “La suite erótica griega”, basadas en la cerámica popular griega de hace 2.500 años, que se han colocado en el paseo de la playa de l’Espigó y una segunda, basada en obras de grandes pintores, en la que aparecen objetos de Picasso, Van Gogh, Magritte etc. situadas en el jardín de Palau Altea, la Glorieta del Manyo y el mirador de la Plaza de la Iglesia. Además de la serie pictórica, Personatges, expuesta en el interior de Palau Altea, en la que Miró homenajea a personajes que han marcado el mundo por su grandeza cultural o integridad política.

Antoni Miró llega a Altea buscando una casa en la que pudiera trabajar y se instala en una vivienda amplia ubicada entre la calle del Consuelo y la calle Honda, en la que vivió 10 años. Impulsor, junto a sus amigos Alfonso Saura y Fina Llácer, de los murales que se pintaron en el Casco Antiguo de Altea y de los que aún perviven un par. Una iniciativa que califica de “preciosa” e invita a su recuperación.

La búsqueda de un gran espacio de trabajo es lo que llevaba a Antoni Miró a trasladarse de Altea a la masía en la que desde el año 1980 reside, ubicada cerca de Alcoi.

Avanza la presentación y los convocados se reunían en torno al protagonista de la tarde para dedicarle a él y al medio centenar de presentes unas palabras. Comenzaba interviniendo la edil de Cultura, Aurora Serrat, quien manifestaba satisfacción por haber traído hasta Altea “una apuesta segura. Y es que el pueblo lo tenemos precioso con las esculturas que podemos ver en el municipio”. “Sobran las palabras al observar estas esculturas en las que podrías estar horas y horas viendo el paso del día y como el sol juega con ellas. Es maravilloso”; apuntaba la edil.

Aurora Serrat invitaba a los presentes a pararse frente a los personajes de la exposición de Palau Altea y a “escuchar sus históricas”. La responsable municipal de Cultura, agradecía, en nombre del pueblo de Altea, a Antoni Miró el haber vuelto al que fuera su municipio e hiciera posible las exposiciones y anunciaba que a partir del mes de marzo del 2020 la “Suite Havana” también estará en Altea.

Tras la edil de Cultura tomaba la palabra Josep Sou, quien dedicaba un texto al autor sobre la libertad, al tiempo que realizaba una performance sonora que arrancaba los aplausos del público.

Finalmente, era el Alcalde quien se dirigía a los presentes. “Un artista valenciano con prestigio internacional como Antoni Miró había de formar parte de la programación cultural de un año tan importante como el de la Capitalidad Cultural”; declaraba Jaume Llinares

“Después de 20 años sin exponer en Altea, era de justícia que la obra volviera a la que fue su casa y siempre lo será. El nombre de Antoni Miró forma parte de la nómina de artistas, de toda índole,  que a lo largo de las décadas han elegido Altea para  crear, inspirarse y desarrollar su carrera”, señalaba  el primer edil alteano.

“La llegada de la obra de Miró es una magnífica oportunidad para disfrutar de los espacios expositivos de nuestra localidad, tanto al aire libre como en las instalaciones de Palau Altea. ‘Suite eròtica’ i ‘Personatges’ destacan por ser una magnífica crónica de la realidad social que nos rodea. Seguro que nos harán reflexionar sobre la sociedad, la cultura y la política actual. Gracias Antoni Miró, y a todos los artistas que movéis conciencias y promovéis el pensamiento crítico”. Concluía el Alcalde de Altea, Jaume Llinares, quien  invitaba a los presentes a disfrutar “sin prejuicios” ni “ideas previas” de la obra de Miró.