L’Alfàs ampliará su red de videovigilancia con 3 cámaras y 2 lectores de matrícula

L’Alfàs ampliará su red de videovigilancia con 3 cámaras y 2 lectores de matrícula

El Pleno del Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi aprobó el pasado viernes por unanimidad una adenda del convenio que tiene firmado con Retevisión para ampliar la red de videovigilancia local con la instalación de 3 nuevas cámaras de vigilancia en la avenida Olaf V de Noruega, en la calle Sierra Helada y en el camí Vell d’Altea y 2 lectores de matrícula en las rotondas que conectan el camí Vell d’Altea con la calle Juan Sebastian Bach y con la avenida Sant Pere.

Una vez instalados los nuevos dispositivos, el Sistema de Videovigilancia Pasiva de l’Alfàs del Pi constará de 23 cámaras y 7 lectores de matrícula ubicados en lugares estratégicos de entrada y salida al pueblo y en zonas comerciales, que se utilizan fundamentalmente para gestión del tráfico.

Según datos facilitados por la Jefatura de Policía Local de l’Alfàs, en 2018 se registraron hasta 22 intervenciones de la Guardia Civil solicitando imágenes de las cámaras de videovigilancia de l’Alfàs para esclarecer hechos delictivos. En alguna ocasión han resultado cruciales en el esclarecimiento de accidentes en los que un vehículo se había dado a la fuga, ya que gracias a las imágenes se pudo efectuar la identificación.

De este modo, continúa el plan de optimización del servicio de seguridad en todo el municipio iniciado en 2008 con el despliegue de la red inalámbrica wimax.

Proyecto de expropiación de terrenos para el nuevo acceso a l’Albir

Por otra parte, el Pleno de l’Alfàs ha dado hoy luz verde a la aprobación inicial del proyecto de expropiación para la ejecución de un nuevo vial de acceso a l’Albir que conectará la N-332 y la CV-753. El expediente contempla la expropiación de 9.407 m² valorados en 130.400 euros que pertenecen a cinco parcelas diferentes. El punto ha salido adelante con el voto favorable de todos los grupos políticos: PSPV-PSOE, PP, C’S y Podem.

El Ayuntamiento de l’Alfàs sólo tendrá que abonar 7.000 euros en concepto de indemnización por la expropiación de los terrenos dado que los propietarios de tres de esas parcelas han preferido el pago mediante unidades de aprovechamiento en el sector.

Ahora se abre un periodo de exposición pública como paso previo a la obtención de la aprobación definitiva y, de este modo, poder iniciar el proceso de licitación de las obras.

El objetivo del equipo de Gobierno es iniciar cuanto antes la construcción de este nuevo vial que conectará la rotonda de acceso a l’Alfàs por la N-332 con la CV-753 a la altura del parque vacacional Magic Robin Hood, donde se ha proyectado, así mismo, la construcción de una rotonda. La calzada contará con dos carriles de 4 metros cada uno, además de arcén exterior e interior y acera. El proyecto supondrá una inversión cercana a los 833.000 euros.

Se trata de un proyecto con el que se pretende mejorar los accesos a l’Albir, principal zona turística de l’Alfàs del Pi. El nuevo vial permitirá descongestionar el cruce semafórico que une el camí de la Mar y la avenida de l’Albir mejorando la conexión entre el casco urbano y la zona litoral.

La Junta de Gobierno local aprobó el pasado mes de mayo el proyecto y los pliegos de prescripciones técnicas. El Ayuntamiento de l’Alfàs ya dispone de autorización por parte del Ministerio de Fomento y de la Diputación de Alicante para conectar el nuevo vial con la rotonda de la N-332 y con la CV-753 por lo que se estima que, una vez finalice el periodo de exposición pública, se inicie sin dilación la licitación de las obras.

Modificación Ordenanza Accesibilidad Personas Movilidad Reducida

Por último, el Pleno de l’Alfàs ha aprobado también por unanimidad una modificación de la Ordenanza sobre Accesibilidad al Medio de las Personas con Capacidades de Movilidad Reducida que permitirá la creación de tarjetas de aparcamiento de uso local a las que podrán acogerse los residentes del municipio que cumplan los requisitos establecidos.

El objetivo es ofrecer a las personas con discapacidad o con problemas de movilidad la posibilidad de acogerse a estas tarjetas de estacionamiento, que serán sólo válidas en el término municipal de l’Alfàs. Actualmente, el plazo de tramitación de las tarjetas de uso estatal, que depende de organismos supramunicipales, se prolonga de media unos 18 meses. Lo que se pretende con esta medida es ofrecer una solución temporal a nivel local que mejore el día a día de los residentes con problemas de movilidad.