El grupo municipal socialista critica la falta de efectivos de la Policía Local y exige incorporar 60 nuevos agentes

El grupo municipal socialista ha exigido al equipo de gobierno que convoque, cuanto antes, oposiciones con “todas las garantías” para incorporar 60 nuevos agentes fijos a la plantilla de la Policía Local.

Así lo han anunciado hoy el portavoz socialista, Rubén Martínez, y Dani Luque, edil encargado de fiscalizar el área de Seguridad Ciudadana.

Durante su intervención, Rubén Martínez ha remarcado que la falta de efectivos es ya una cuestión “preocupante” tanto para los vecinos de la ciudad como para los turistas, por lo que ha reclamado al gobierno que se tome seriamente el problema y lo afronte con “determinación y urgencia”.

De igual manera, Martínez ha indicado que “llevamos cuatro años exigiendo que se amplíe la plantilla de la policía y el gobierno del PP ha sido incapaz de realizar un proceso selectivo que no estuviese plagado de chapuzas administrativas e irregularidades”.

Para finalizar, el portavoz socialista ha explicado que una reciente sentencia del Tribunal Supremo ha establecido que no resulta ajustado a derecho el nombramiento de agentes de Policía Local en régimen de interinidad, una situación que, a partir de ahora, afectará negativamente a la seguridad de la ciudad.

Por su parte, Dani Luque ha criticado la nula planificación y previsión del gobierno a la hora de aumentar la plantilla de la Policía Local, y ha señalado que “la falta de policías en la calle es más que evidente”. “Hemos pasado de tener una plantilla de 280 policías en 2011 a poco más de 200 en 2019”.

Así, Luque ha detallado que esta semana, en el turno de mañana, no hay ningún policía en la zona de Poniente, mientras que en la zona de Levante o en la playa tan solo una patrulla. “Es vergonzoso que en pleno verano una ciudad como Benidorm tenga tan pocos efectivos operativos”.

Asimismo, Dani Luque ha explicado que la carga de trabajo de los agentes se ha incrementado notablemente al tener que realizar también las funciones de los inspectores de obras ya jubilados, o controlar la Zona de Residente que se ha implantado en diferentes zonas de la ciudad y que está plagada de coches sin pegatina. “La plantilla actual no puede llegar a todo a pesar de que lo intenta, son muchos servicios para pocos efectivos, y esta situación se tiene que revertir cuanto antes”, ha zanjado.