Nuevas Generaciones de Benidorm apuesta por el futuro igualitario ante la demanda de una Prueba Común de acceso a la Universidad para toda España

Desde Nuevas Generaciones del Partido Popular de Benidorm apoyamos la Proposición no de ley que el pasado 7 de junio presentó el Grupo Parlamentario Popular en el Congreso, en el cual se solicita una implantación de una prueba única en todo el territorio español de Educación de Bachillerato para el acceso a la Universidad, lo que hoy en día es conocido como la EBAU.

El sistema que transitoriamente se aprueba tras los acuerdos con las Comunidades Autónomas y grupos políticos, la nueva prueba EBAU, es muy similar al anterior sistema de la prueba PAU. 

La LOMCE ya propuso esta medida para fomentar una igualación hacia la excelencia de los sistemas educativos de las diferentes Comunidades Autónomas, con el objetivo de que todos los alumnos, independientemente del lugar donde residan, tengan las mismas oportunidades ante la prueba que les dará acceso a las universidades.

En la actual Prueba Común de acceso a la Universidad, son las administraciones educativas de las Comunidades Autónomas con la colaboración de sus universidades quienes deciden el contenido preferente, así como la concretación de las preguntas de los exámenes de las diferentes materias para las que los alumnos optan, puesto que el Ministerio únicamente aprueba una orden anual con los contenidos básicos de la prueba. Todo ello provoca que se creen asimetrías y notables diferencias de nivel entre los diferentes alumnos de toda España, referenciado como ejemplo a las Comunidades Autónomas en las que existe una lengua cooficial y que por tanto se enfrentan a un examen más que sus homólogos donde la lengua cooficial no existe.

Una concretación, un pacto social y político por la Educación es lo que necesita el sistema de la EBAU, y que actualmente presenta una gran demanda social.

Un sistema factible, con soluciones estables y mirando al medio y largo plazo hacia la comunidad Educativa.

Desde NNGG queremos hacer frente a este problema y apoyamos a que se dé respuesta y solución con el establecimiento de una prueba común, con igualdad de contenidos y oportunidades, y realizada de manera simultánea, estableciendo un sistema más justo y equitativo, un examen que homogeneice la preparación de todo el alumnado nacional y que no cree asimetrías dependiendo de la Comunidad Autónoma en la que se resida, y que podemos observar que ya se aplica con éxito en otros ámbitos como es la Medicina con el MIR o en Enfermería con el EIR.