El mal tiempo durante la Semana Santa pasa factura en la ocupación hotelera de Benidorm en abril, que se deja 2,6 puntos respecto a 2018

Aun así, los españoles continúan con su fidelidad al destino y crecen hasta el más del 52% de cuota de mercado.

Según los datos recabados por BigDataHOSBEC, los hoteles de Benidorm han finalizado el mes de abril de 2019 con una ocupación media del 84%, un dato inferior a la ocupación registrada en el mismo período de 2018 (-2,6 puntos).

Si analizamos los datos por quincenas, Benidorm ha alcanzado el 83,9% de ocupación media durante la segunda quincena de abril, 4,1 puntos menos que el mismo período en 2018.

En el siguiente gráfico comprobamos cómo ha evolucionado la ocupación hotelera de Benidorm en la segunda quincena de abril a lo largo de las dos últimas décadas y también observamos cómo el dato de 2019 se encuentra en uno de los niveles más bajos desde 2013.

A pesar de que las vacaciones de Semana Santa han tenido lugar dentro de esta quincena y de que las previsiones hacían pensar que se registraría una Semana Santa de récord, el mal tiempo en prácticamente todo el país ha sido la principal consecuencia de esta bajada de la ocupación hotelera.

Los turistas españoles no renuncian a sus vacaciones de Semana Santa

Los datos registrados durante esta quincena reflejan la consecuencia del mal tiempo, de las reservas de última hora que no se produjeron y de las cancelaciones que se cursaron durante la primera parte de la Semana Santa. No obstante, es evidente que el turista español no ha querido renunciar a sus vacaciones en estos días, ya que según nuestra encuesta de ocupación hotelera, crecen un 23% en número de pernoctaciones con respecto al mismo período del año anterior, hasta rozar las 258.000 en esta quincena. El mercado español supone un 52,3% de la cuota de mercado durante esta segunda quincena de abril y compensa de nuevo el descenso del número de turistas extranjeros producido por el efecto semana santa.

El Brexit sigue sin tener una solución para los turistas de Reino Unido pero, aun así, los clientes británicos siguen siendo el principal mercado internacional en Benidorm, suponiendo un 38,7% de la cuota de mercado en este periodo.

Tras Reino Unido, encontramos a Bélgica en el ranking de visitantes extranjeros con un 2,6%, seguido de Holanda con un 1,9%, Irlanda con un 0,8%, y Francia con un 0,7%, entre otras nacionalidades.

La oferta hotelera abierta y disponible para la comercialización en Benidorm supera las 39.000 plazas de las 41.000 existentes en este periodo.

La previsión de ocupación para la primera quincena de mayo de 2019 se sitúa en estos momentos en el 79,6%.

El presidente de Hosbec ha destacado que el impacto final de la mala Semana Santa ha sido más acusado que lo que se preveía en un primer momento. Tal y como ha recordado Antonio Mayor, “no sólo no consolidamos esos cuatro o cinco puntos de ocupación con la reserva de última hora, sino que hemos perdido diez puntos por las cancelaciones y anulaciones. El resultado ha sido este 84% que sabe a poco porque nuestras expectativas eran muy superiores”.
El sector hotelero tiene esta peculiaridad de ser un sector perecedero de 24hs de duración, y lo que no se haya vendido para una noche, ya no se puede volver a vender. No obstante, el sector confía en recuperar durante el mes de mayo y durante toda la temporada de verano parte de las pérdidas de la Santa.

Valoración de la campaña de invierno 18/19

Con el cierre del mes de abril se ha dado por concluida la campaña de invierno (es la que se desarrolla desde el 1 de noviembre a 30 de abril) y los resultados prácticamente idénticos en los dos últimos inviernos: 79,7% de media. En pernoctaciones, hay un ligero incremento en el invierno 18/19 con 5.231.000, mientras que el año anterior fueron 5.194.000. Esta diferencia, con el mismo índice de ocupación se debe a una mayor oferta abierta a la comercialización durante la temporada.