Con la ‘cremà’, las Fallas de Benidorm se despiden hasta el año que viene

Con la ‘cremà’, las Fallas de Benidorm se despiden hasta el año que viene

El fuego pone punto final a las fiestas en honor a San José en Benidorm. La ciudad vuelve a la normalidad tras unos días en que la pólvora y los monumentos falleros tomaron sus calles. Las comisiones de Els Tolls, Rincón de Loix, Benidorm Centro y la Junta Local Fallera, ya trabajan en las fallas de 2020.

El alcalde de Benidorm, Toni Pérez, junto a los concejales de Fiestas, Jesús Carrobles, de Seguridad Ciudadana, Lorenzo Martínez y el presidente de la Junta Local Fallera, Javier Rico, acompañaron a falleras mayores, presidentes y comisiones de las tres entidades festeras de la ciudad en la ‘Nit de la cremà’. Las primeras en arder fueron las fallas infantiles que lo hicieron alrededor de las 22.00 de la noche. A las 23.00 horas el fuego consumió el monumento de Benidorm Centro. A las 23.30 le llego el turno a la falla ganadora de 2019, la del Rincón de Loix. La última en arder fue la de Els Tolls, poco antes de la 01.00 de la madrugada.

Un importante dispositivo de seguridad compuesto por Policía Local, Bomberos, Protección Civil y Cruz Roja, velaron por el normal desarrollo del último de los actos falleros de 2019. Asimismo, los servicios municipales de limpieza se han empleado a fondo durante la noche para eliminar de la vía pública los restos de los monumentos falleros para que la ciudad volviera a la normalidad cuanto antes.