La meteorología adversa obliga a suspender el desfile de carrozas del ‘Fancy Dress’

Sí se mantuvieron las celebraciones en los locales de ocio de la calle Gerona y adyacentes, en las que se congregaron decenas de miles de británicos

La meteorología adversa obliga a suspender el desfile de carrozas del ‘Fancy Dress’

La meteorología adversa ha obligado a suspender el desfile de carrozas del Fancy Dress, la conocida fiesta de disfraces que anualmente se celebra en la zona de ocio del Rincón de Loix de Benidorm al término de las Fiestas Mayores Patronales y en la que participan decenas de miles de personas, mayoritariamente de origen británico.

El concejal de Seguridad Ciudadana, Lorenzo Martínez, ha explicado que “los organizadores nos han manifestado que las condiciones meteorológicas adversas de primera hora de la mañana y la previsión que había de lluvias para todo el día les ha llevado a suspender el desfile al no poder ofrecer una cabalgata de carrozas de la magnitud de años anteriores”, ya que “algunos de los participantes que iban a tomar parte en el evento –como varias carrozas, bandas de música o grupos de baile- han comunicado que no podían finalmente asistir”.

Según Martínez, “los organizadores nos han trasladado que sienten las molestias que esta suspensión pudiera ocasionar a los turistas y residentes, y también que esperan que el año que viene el desfile se pueda realizar con total normalidad como en ediciones anteriores”.

Pese a la suspensión del desfile, se mantendrán el resto de actividades previstas en los más de 30 establecimientos de ocio que participan en esta edición del Fancy Dress. Unas actividades que se han iniciado pasado el mediodía y que un año más llenarán la calle Gerona y sus aledañas de turistas y residentes disfrazados.

La previsión del Ayuntamiento es que al menos 35.000 británicos participaron del Fancy Dress, que se ha convertido en una cita ineludible para miles de turistas del Reino Unido, muchos de los cuales hacen coincidir sus vacaciones en Benidorm con esta celebración, a la que cada año se suman más visitantes de otras nacionalidades y residentes de Benidorm y de diversas localidades de la comarca.