Las mejoras de obra del Parque de la Séquia Mare incrementan la superficie arbórea en más de 200 nuevos ejemplares

El Alcalde de Benidorm destaca el valor de este espacio de 70.000 metros cuadrados destinados a la práctica deportiva y al disfrute de la naturaleza

Las mejoras de obra del Parque de la Séquia Mare incrementan la superficie arbórea en más de 200 nuevos ejemplares

Las mejoras del proyecto del Parque de la Séquia Mare –ubicada junto a las avenidas Comunidad Valenciana y Comunidad Europea- van a permitir aumentar la superficie verde prevista inicialmente, sumando cerca de 200 nuevos ejemplares arbóreos. Así lo ha trasladado hoy el alcalde, Toni Pérez, durante la visita a las obras realizada junto al presidente de la Diputación Provincial de Alicante, institución que sufraga el 70% del coste del proyecto, que alcanza los 983.000 euros. En esta visita el alcalde y el presidente de la Diputación han estado acompañados de varios ediles del equipo de gobierno, técnicos municipales y responsables de la empresa que está ejecutando la obra.

El alcalde ha informado que en estos momentos “ya está prácticamente rematada la instalación de servicios y “se han trazado todos los senderos”, por lo que “a la entrada de 2019” estará finalizado y a disposición de la ciudadanía el que será “el quinto parque de Benidorm”. Pérez ha indicado que el parque se configura en un “espacio de 70.000 metros cuadrados destinados a la práctica deportiva, el asueto y la diversión en contacto con la naturaleza”.  Según el alcalde, los trabajos han entrado en su “recta final”, puesto que los movimientos de tierra que restan “están condicionados a la finalización de las obras”.

También ha incidido en que el Parque de la Séquia Mare conectará la trama urbana de Benidorm con los complejos deportivo y educativo del Salt de l’Aigua, y ha añadido que más allá del componente deportivo y lúdico este “espacio” servirá para “dar a conocer el patrimonio histórico y natural de Benidorm”, con la inclusión de elementos que -a través de un circuito- explicarán la importancia que tuvo el Reg Major para el abastecimiento de la ciudad hasta mediados de los años 50.

Pérez ha agradecido al presidente de la Diputación que haya atendido la petición de Benidorm para ejecutar este parque; una inversión que se suma al cerca del millón de euros que la institución provincial acaba de aprobar para cofinanciar el ‘Plan de Mejora de la Accesibilidad Universal y la Sostenibilidad’ o a la aportación “fundamental” en materia de agua que hizo en 2016 con la renovación de infraestructuras en la avenida del Doctor Orts Llorca.

Por su parte, César Sánchez ha asegurado que este proyecto de la Séquia Mare es “una inversión inteligente” que “permite disfrutar de la naturaleza al lado de una ciudad que se transforma de forma permanente”, y con la que “el gobierno local apuesta por las personas y por el entorno natural”. El presidente de la Diputación ha afirmado que Benidorm es “un ejemplo para el resto de ciudades y pueblos de nuestras provincia”, así como “una referencia mundial en Inteligencia Turística”.

Fase 1 del proyecto

La primera fase del proyecto de la Séquia Mare va a permitir desarrollar un parque destinado al público en general, pero sobre todo a la práctica tranquila y muy cerca de la trama urbana de deportes como son el ‘running’ u otros asociados al uso de la bicicleta.

El proyecto prevé la construcción de un vial de alrededor de un kilómetro para circular con bicicleta; y otro para la práctica del ‘running’ de unos 1.500 metros. Ambos rodearán la zona verde, como también lo hará el vial de paseo, al que se añadirán los senderos que conectarán las diferentes áreas e instalaciones del parque hasta sumar los dos kilómetros de longitud.

El Parque de la Séquia Mare contará, además de con el ‘skate park’ puesto en marcha hace algo más de un año, con: una zona de 1.200 metros cuadrados para la práctica de artes marciales, relajación, ‘taichi’ y pilates; otra de 1.600 metros cuadrados con un circuito de crossfit; una área de ‘pump track’ de 1.830 metros cuadrados; un rocódromo; zona de juegos infantiles; un espacio de 900 metros cuadrados para que los más pequeños practiquen ‘parkour’; un mini-skate; tirolinas y juegos; y una zona de petanca y juegos para mayores. Junto a todas estas instalaciones habrá zonas de vegetación acuática, árida y de bosque mediterráneo; así como gradas, aseos y espacios para el mantenimiento y gestión del parque.

El alcalde ha destacado que todos estos nuevos espacios complementarán la oferta deportiva del Palau d’Esports y del patinódromo, ubicados en el linde con el Parque de la Séquia Mare; y ha subrayado que a la hora de diseñar el parque se ha tratado de respetar al máximo su configuración natural, el arbolado preexistente y aquellos ejemplares de mayor valor medioambiental. A estos ejemplares se sumarán ahora 150 tipuanas y 50 jacarandas.