Josep Bigorra: “El gobierno de Benidorm ha dejado las pruebas de agente de la policía local en un punto muerto”

Bigorra: "El gobierno de Benidorm ha dejado las pruebas de agente de la policía en un punto muerto"

Dos semanas después de la paralización de la oposición a plazas de agente de la policía local de Benidorm, el concejal de Compromís y portavoz de Compromís Los Verdes, Josep Bigorra critica el gobierno local por no haber entregado aún a los miembros de la corporación municipal el expediente abierto al respecto y por no haber explicado aún ni cuándo ni cómo reanudará las pruebas.

“Hace dos semanas en comisión informativa, y luego por escrito, pedimos al gobierno local que se nos entregara toda la documentación sobre las incidencias ocurridas con la oposición a agentes de la policía local, desde la primera prueba a la última, las actas de los tribunales, así como todas las quejas y alegaciones presentadas y todavía estamos esperando”, indicó Bigorra para criticar la ocultación del expediente.

El concejal, además, ha señalado que desconoce a día de hoy si la suspensión de las pruebas es una suspensión parcial o total, es decir, si sólo habría que repetir el examen escrito o habría que reiniciarse desde el principio. Como también ha apuntado “que a día de hoy tampoco sabemos en qué fecha se reanudarán las oposiciones, ni con qué tribunal ni si se modificarán aunque hemos solicitado explicaciones”.

“Desde el principio, con el retraso de la convocatoria de las pruebas, hasta el final, con las acusaciones de filtración del examen, la organización de la oposición ha sido desastrosa. Además, el gobierno local después de esta mala gestión de los exámenes improvisa y dice que sacará una bolsa de interinos de la que no tenemos ninguna información aparte de la que ha filtrado de forma interesada a los medios de comunicación. Los departamentos de personal y de seguridad ciudadana deben asumir todos los errores que están cometiendo y por eso hemos pedido responsabilidades”, ha criticado el concejal.

Bigorra lamenta el desprestigio que ha causado para el Ayuntamiento y para el cuerpo de la policía local, pero también la inseguridad que ha generado a todos aquellos aspirantes que se han presentado a las oposiciones.

“El gobierno local debería resolver de una manera clara y contundente el proceso actual, dirimiendo responsabilidades, subsanando las incidencias y retomando las pruebas lo antes posible. Llevamos tres años de retraso con aquella moción presentada conjuntamente con el grupo socialista y aprobada en pleno por la que se debían convocar y cubrir estas plazas, así que la situación tiene una gravedad acentuada por la gestión nefasta del gobierno municipal”, concluyó.