Se aprueba definitivamente la ordenanza reguladora de la venta no sedentaria derogada en el año 2012

Se aprueba definitivamente la ordenanza reguladora de la venta no sedentaria derogada en el año 2012

Tras dos años de arduo trabajo, por fin se ha aprobado la nueva Ordenanza Municipal Reguladora de la Venta no Sedentaria (mercadillos). La Concejala de Comercio y Mercados, Anna Alvado, manifiesta que “me siento muy orgullosa del trabajo realizado por el Área de Comercio y Mercados, así como agradecida a todas las personas que con sus aportaciones han ayudado a  la redacción definitiva de un texto que ya debería haberse aprobado en el año 2012, cuando la Generalitat Valencia derogó, mediante el Decreto 65/2012, la ordenanza vigente hasta ese año”.

El texto de la nueva ordenanza intenta remarcar y priorizar el asociacionismo, la formación, la fabricación local, nacional o europea, la ecología, la sostenibilidad, la gestión de residuos, la seguridad y el acceso al empleo, por lo que con la colaboración tanto de la Policía Local, Empresa Pública y Área de Comercio, se realizará un gran esfuerzo para hacer cumplir la normativa y conseguir un mercado más atractivo, variado y respetuoso con el medio ambiente.

Alvado explicaba que “se han incorporado mejoras significativas, tales como la inclusión de puestos de producción ecológica y de proximidad en el tradicional mercado de la frutas y verduras, así como la regulación del “Fallo”, en el mercadillo de la ropa, que permitirá acceder a un puesto de trabajo a aquellos vendedores y vendedoras ambulantes carentes de licencia, cuando existan vacantes por la falta de asistencia de aquellos que sí la tienen, además de evitar los huecos libres que tanto afean el mercado”.

Respecto a las alegaciones presentadas por dos vendedores respecto a la venta de artículos textiles de segunda mano, Comercio ha decidido aceptarlas respetando la licencia que tienen concedida desde hace tiempo pero no se concederá ninguna licencia más con esta actividad. Según la responsable del área, “estos vendedores vienen realizando este tipo de venta desde hace muchos años, siendo las únicas existentes en la actualidad, por lo que atendida la prohibición de concesión de nuevas licencias en la nueva ordenanza reguladora, no existe el peligro de que prolifere este tipo de venta que deteriora la imagen de los mercadillos, como así ha ocurrido con el de Altea desde hace ya demasiados años. Este tipo de actividad es más adecuada para los rastros, no siendo éste el caso de Altea”.

“Seguiremos trabajando para encontrar una mejor ubicación del mercadillo, pero mientras tanto confiamos que, con la colaboración de todas las partes implicadas, consigamos revitalizar el mercadillo, al tiempo que logramos que sea más sostenible y respetuoso con el medio ambiente”. Ha concluido la responsable municipal de Comercio, Anna Alvado.

A %d blogueros les gusta esto: