La Vila Joiosa recuperará y hará visitable uno de los bancales de cultivo más antiguos de Europa

La Vila Joiosa recuperará y hará posible las visitas a un gran muro de 12 metros de largo y casi un metro y medio de alzado del margen de un bancal agrícola de la época iberorromana en Hispania. Esta estructura es un testimonio de excepcional importancia arqueológica sobre el aterrazamiento de los suelos agrícolas de esta época y conserva tres hiladas levantadas con grandes piedras calizas del lugar.

Se trata de uno de los bancales más antiguos de Europa conocidos hasta la fecha y es el mejor conservado de ellos. Estas condiciones le dan gran interés científico, cultural y turístico, y hacen que merezca ser conservado para la posteridad, algo único hasta la fecha con un resto de este tipo y envergadura en España.

El hallazgo se produjo hace unos meses en un solar próximo a la torre funeraria de Sant Josep, uno de los monumentos romanos más relevantes de Hispania, y es muy similar a otros márgenes de bancal agrícola encontrados en Vila Joiosa que se datan antes de la Era: como los de la Cala (s. III a. C.) y Puntes del Moro (s. II a. C.). Estos también se realizaron con piedras de muy gran tamaño, lo que los hace obras más imponentes que los bancales modernos.

Para garantizar su conservación, los restos del muro serán trasladados a la Plaza de Lesera, en  Allonbay Village.  Esta solución ya se adoptó con éxito en el municipio para los dos monumentos funerarios íberos de la plaza de la Creueta, que fueron reconstruidos por Vilamuseu en los jardines de la Barbera dels Aragonés con las piedras y orientación originales.

El grupo promotor, a través de la empresa de arqueología Alebus S. L., ha realizado ya la documentación fotogramétrica en 3D de las enormes piedras —que facilitará mucho el re ensamblaje—; y va a proceder a desmontar de forma sistemática y con metodología arqueológica cada una de las hiladas y el ripio antiguo que rellena los huecos, numerándolas y trasladándolas ordenadamente al recinto vallado de la Torre de Sant Josep. La estructura permanecerá en  este espacio mientras Vilamuseu redacta un proyecto de montaje que permita convertir este vestigio arqueológico en un nuevo y original atractivo del patrimonio vilero.

La estructura ha sido excavada por el grupo promotor del Residencial Aqua (a través de la empresa especializada Alebus S.L.) en la nueva zona residencial conocida como Allonbay Village, en la manzana 13 del PP27 Torres del PGOU de la Vila Joiosa.