El Ayuntamiento de Benidorm aumenta un 30% las ayudas anuales a escolares con dificultades de aprendizaje

La Concejlaía de Educación asumirá parte del tratamiento psicopedagógico que reciben 80 alumnos

Benidorm aumenta un 30% las ayudas anuales a escolares con dificultades de aprendizaje

El Ayuntamiento de Benidorm ha aumentado un 30% las ayudas concedidas a familias de la ciudad para cubrir parcialmente el gasto de los tratamientos psicopedagógicos privados que reciben los escolares que presentan dificultades y/o trastornos de aprendizaje o adaptación.

El alcalde, Toni Pérez, que también atiende el área de Educación, ha informado que “se han concedido un total de 80 ayudas, frente a las 56 que atendimos el año pasado y las 22 de 2016, lo que evidencia el crecimiento exponencial de las peticiones y también del compromiso de la Concejalía para atender al mayor número posible de familias”.

En total, se han recibido 111 solicitudes, un 73,44% más que en 2017. De ellas, se han atendido el 72,07% de las solicitudes, ya que el porcentaje restante –que se traduce en 31 solicitudes- no reunían las condiciones establecidas en la convocatoria.

El importe total de estas ayudas es de 86.020 euros, por lo que “hemos ampliado en más de 30.000 euros la dotación económica inicial, que era de 65.000 euros, para atender la petición cursada por las familias de estos alumnos, que estudian en diferentes colegios e institutos de Benidorm”.

Los tratamientos que se pueden costear con estas ayudas son los orientados a superar dificultades de lecto-escritura y/o aprendizaje, a mejorar el lenguaje oral, a tratar inadaptación escolar y trastornos de conducta. En ocasiones se precisan estos tratamientos privados bien porque los menores no pueden recibirlos en el propio centro escolar, bien porque precisan ser reforzados.

La primera fase de estas ayudas, la que va de enero y junio, se va a abonar en los próximos días a los beneficiarios. El abono de la segunda, la correspondiente al periodo de agosto a diciembre, se hará en el segundo semestre del año, una vez las familias justifiquen el tratamiento recibido por los escolares en la primera mitad del 2018.